El Accidente de Bicicleta

Cuando era niña, yo jugaba mucho con mi hermano y mis vecinos afuera. Montábamos nuestros bicicletas mucho cuando éramos niños. Nos gustaba ir rápidamente, y nuestros padres permitían que nosotros fuéramos de nuestras casas hasta el stop de la calle, y no más allá. Íbamos arriba y abajo de la calle en nuestras bicicletas. Un día soleado en el verano, yo estaba jugando afuera con mis vecinos, y montábamos nuestros bicicletas por la calle. Tenía un vecino mayor que era mayor que yo y jugaba con nosotros también. Él podía ir muy rápido en su bicicleta, y yo quería hacer lo mismo. Yo pedaleaba más y más rápidamente, y entonces yo iba rápido también. Era muy divertido y me sentía libre y fuerte. Yo iba en la calle hacia mi casa, cuando vi mi vecino mayor que iba por la otra dirección hacia mí. Yo estaba en un momento de pánico, porque los dos íbamos muy rápidamente y no tuvimos tiempo para volver. Entonces nosotros nos chocamos y nos caímos en la calle. Yo tuve rasguños por toda mis piernas y estaba sangrando. Me dolió y fui a casa donde mis padres limpiaron las heridas y me pusieron ayudas de la venda. No volví afuera este día, pero poco tiempo después estaba montando mi bicicleta con mis vecinos otras veces como normal, y me sentí valiente porque yo volví a montar mi bicicleta.

Memorias de Mi Escuela Primaria

Cuando era niña, no me gustaba mucho ir a la escuela, pero me gustaba el almuerzo y el recreo. En estos lugares podía hablar y jugar con mis amigos. Tenía una mejor amiga que se llamaba Noelle. Nosotros éramos amigas desde el kínder y todavía somos amigas hoy. Yo recuerdo que en el recreo, Noelle y yo jugábamos más con los niños que con las niñas. Pensábamos que los niños eran extraño pero eran divertidos y cómicos. Nosotros jugábamos en el patio de recreo e inventábamos juegos para hacer como “la cárcel” y “la guerra”, y también jugábamos juegos típicos como “tag” y el fútbol. Noelle y yo éramos muy competitivas y no queríamos perder cuando jugábamos con los niños.

Una memoria que tengo es del primer grado. Yo tomaba clases de piano en la escuela con una mujer que se llamaba Mrs. Herring. Me enseñaban a hablar con adultos con respeto y entonces decía a ella, “Sí, Señora.” Después de la clase volví a la clase de escuela y tenía un maestro hombre que se llamaba Mr. Sale. Un día cuando volví a clase, Mr. Sale me preguntó algo y yo respondí, “Sí, Señora.” Toda la clase se rió y yo estaba muy embarazada porque fue un accidente.

Otra memoria que tengo es de cuando estaba en el quinto grado y fue un tiempo cuando toda mi clase quería novios. Yo pensaba que era tonta y que nosotros éramos tan joven, pero mucho del resto de la clase no estaba de acuerdo conmigo. Entonces un día en el almuerzo un chico extraño me pidió que yo fuera su novia y lo rechacé. Entonces él pidió a mis dos amigas y ellas también rechazaron. ¡Él pidió a tres chicas en un minuto! También fue un día en el almuerzo cuando la clase hizo el juego de “teléfono” y algo que ellos pasaron cerca de toda la mesa fue que el chico más malo de la clase estaba enamorado de mí y yo lloré porque él era muy antipático y no me gustaba a él.

css.php